Viajar en tiempos revueltos

9 Flares Filament.io 9 Flares ×

El Caravaning, una buena alternativa en vacaciones

Coincidirás conmigo en que con esto de la crisis, se ha puesto la guerra que no hay quien vaya. Bastante tienen las familias actuales con llegar a fin de mes, pagar colegios, hipoteca, seguro del coche, luz, agua, y un sinfín de etcéteras, como para ponerse a pensar en hacer el hasta ahora “obligatorio viaje anual”.

Las cuentas ya no salen. Billete de avión para cada uno de los miembros que supere los dos años, un apartahotel o dos habitaciones contiguas, comer y cenar fuera, en fin: la ruina.

¿Significa esto que hay que quedarse en casa aguantando el verano estoicamente (y a los niños, que cuando están encerrados se vuelven imbarajables)? Hombre, yo creo que vienen tiempos de inventiva, y de hacer más con menos, sin renunciar al disfrute que todos nos merecemos.

El camping / caravaning es sin duda una alternativa económica (aunque te puedes gastar lo que quieras, yo de hecho he visto despliegues de caravana, avance, lona, frigorífico, camping gas, y varias tiendas anexas que en nada tienen que envidiar al mismísimo Versalles), en contacto con la naturaleza,  donde los niños pueden explayarse a su gusto, haciendo amistades nuevas, y donde no hay peligro de que sean atropellados por un vehículo.

Olvídate de las prisas, de los atascos, y de estar enfadado. El ambiente suele ser inmejorable: todo el mundo va a lo mismo y se ayuda mutuamente. Jamás dejarás de cortar embutido por no haberte llevado tabla ni de beberte una buena botella de vino por no tener abridor. Cuando no hay plazas de parking escasas, semáforos en verde que el conductor de delante no ha visto, gente que toma las rotondas como si fuesen un camino recto y “¡joder! se me ha vuelto a pasar la ORA, seguro que me multan”, entonces sale el espíritu solidario que todos llevamos dentro.

Los buenos campings, además, están situados en zonas privilegiadas, donde a pocos kilómetros tienes pueblos muy auténticos (donde además se come bien y barato) y sitios naturales de gran interés.

Si tienes tiempo (al menos tres semanas) puedes irte, por ejemplo, a Suiza, lago de Como, Selva Negra, Bretaña o Croacia.

Si no tienes tanto tiempo, en España también tenemos entornos privilegiados, como el Valle de Arán, Pirineo Aragonés, Sierra de Albarracín, Cazorla, Gredos o Chorros del Río Mundo.

Huye (salvo excepciones) de los campings de playa o los que están cerca de grandes ciudades, a no ser que quieras tu particular experiencia veraniega con el culo al aire.

Llévate una navaja, cuerda, picoleta, sacos de dormir, tienda o caravana, mesa, sillas, camping gas, linterna y repelente de mosquitos, y a disfrutar del verano en la naturaleza.

¿Te has dejado algo de comer? No te preocupes, en todos los camping suele haber un supermercado pequeño, y en el pueblo cercano tendrás más variedad.

¿Te falta algo? Pásate por caravania.es… Tienen de todo!! Y si no te lo buscan.

 Luis Hernández Piqueras es padre de familia numerosa. Ingeniero en informática, blogger, pluriempleado, corredor minimalista y amante de la montaña. Fascinado por el socialmedia y autor del blog sobrecomercioelectronico.info.

One Response to Viajar en tiempos revueltos

  1. Read More dice:

    This is really interesting, You’re a very skilled blogger. I have joined your feed and look forward to seeking more of your great post. Also, I’ve shared your site in my social networks!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 Flares Twitter 5 Facebook 0 Google+ 4 Pin It Share 0 Filament.io 9 Flares ×